Uam-gobierno-rector

La receta para un equipo ganador

Desde el momento en el que decidí embarcarme en la aventura de presentarme como candidato a rector de la UAM, supe que lo primero que tenía que hacer era rodearme de un equipo ganador, un equipo con el que conectara, con el que compartiera la forma de entender el importantísimo papel que juega la Universidad Autónoma de Madrid en la vida de sus estudiantes y en la de todas las personas que están relacionadas con ella, ya sea de forma directa o no. Y me puse a ello.

Muy pocos de vosotros sabéis que una de mis grandes pasiones es cocinar. Lejos de entrar en si se me da bien o no, de la cocina lo que me atrae es combinar diferentes sabores y texturas para encontrar nuevas sensaciones con las que agradar a mis comensales. Y desde ese primer instante en el que me planteé seriamente intentar ser el próximo rector de la UAM, supe que tenía que utilizar ese gusto por buscar recetas innovadoras para conseguir los mejores integrantes para mi equipo: los ingredientes perfectos de mi equipo ganador.

Organizar un equipo es fácil: te reúnes con un grupo de personas, expones tus objetivos lo mejor que puedes y ellos deciden si te apoyan o no. En esencia es tan sencillo como hacer una tortilla de patata: bates los huevos, fríes las patatas y las cebollas, añades sal, combinas todos los ingredientes, los cuajas en una sartén y listo. Pan comido. Pero conseguir un equipo de éxito, en el que todos se complementen, en el que sus virtudes se potencien y trabajen codo con codo para alcanzar el objetivo común, es un asunto mucho más complicado. Es buscar la perfección de esa tortilla, que no está ni poco hecha ni muy hecha, en la que se nota el toque de la cebolla, pero no mucho y que hace que la recuerdes por mucho tiempo que pase.

Y os confieso que lo he conseguido: he encontrado la receta del equipo perfecto, un grupo de hombres y mujeres profesionales, a los que no les asustan los retos, son positivos y poseen una ilusión apabullante, de la que pone la piel de gallina. Gracias a ellos siento que puedo ser el próximo rector de la Universidad Autónoma de Madrid, y, por ello, comparto con vosotros la fórmula que nos ha llevado hasta aquí. ¿Preparados?

INGREDIENTES

  • 1 kilo de compromiso personal
  • 750 gramos de honestidad
  • 500 gramos de competencia
  • 700 gramos de integridad
  • 550 gramos de curiosidad
  • 1 litro de gusto por la aventura
  • 750 gramos de serenidad
  • 650 ml de energía
  • 500 ml de creatividad
  • 500 gramos de esencia de curiosidad
  • Una cucharada sopera de paciencia
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

PREPARACIÓN

Mezclar en un recipiente los 500 ml de la sensacional creatividad de Mayte Parra y la cucharada sopera de la paciencia inagotable de Clara Molina. Batir hasta que resulte una masa homogénea. Reservar.

Verter en un bol los 550 gramos de curiosidad infinita de Lis Paula San Miguel y añadir lentamente el litro de gusto por la aventura de Santiago Atrio. Mezclar con brío. Calentamos a fuego lento una sartén mediana con un buen chorro de aceite de oliva y marcamos la combinación.

Aromatizar los 500 gramos de la hábil competencia profesional y personal de Javier Ortega con los 700 gramos de la plena integridad de José Manuel González Sancho. Introducir en un poco de aceite y confitar hasta que adquieran una textura tierna.

Emulsionar los 650 ml de la entusiasta energía de Juan Antonio Huertas y agregar poco a poco los 750 gramos de la plácida serenidad de Margarita Alfaro. Calentar sin que llegue a hervir y salpimentar al gusto.

Emplatar y espolvorear con la espontánea sencillez de Ángel Baltanás y el sentido del deber de Jesús Rodríguez Pomeda. Acompañar los platos con el apoyo incondicional de los estudiantes que están colaborando en la campaña.

Puede que a no todo el mundo le guste el sabor final de la receta o crea que podría haberla hecho mejor. No lo discuto. Pero de lo que estoy seguro es de que, sea el próximo rector o no, puedo afirmar que he tenido la inmensa suerte de estar rodeado de un maravilloso grupo de personas que están a mi lado y que, si salgo elegido rector, trabajarán para que la Universidad Autónoma de Madrid sea una referencia en docencia, investigación y compromiso social. Y eso no hay tortilla de patatas que lo supere.

equipo-rector-uam-receta

Últimas noticias
18May 17

Jueves 18 de mayo

Jueves 18 de mayo Facultad de Filosofía y letras, de 11:30 h. a 12:30 h., Sala de Conferencias. Facultad de…

Leer más
18May 17

Lunes 22 de mayo

Lunes 22 de mayo Facultad de Formación de Profesorado y Educación, de 9:30 h. a 10:30 h., Sala de Juntas.…

Leer más